Más difícil que hacer una canción

Más difícil que hacer una canción para un homenaje, es dedicarle unas palabras en el día de su partida física a uno de los músicos más grandes que ha dado Cuba, sobre todo si es en nombre de la Casa Discográfica que lo acompañó durante más de veinte años en sus proyectos.

Kelvis Ochoa, una banda sonora para sus 50 años

50 grados y es un disco variado. La serie tiene muchos exteriores, es todo un edificio donde hay mucha gente diversa y, bueno, la música es también diversa en ese contexto, así que fue un proyecto en el que tuve que hacer de todo, un poco de música urbana, un poco de canción de autor, boleros…