Cubriendo Ausencias

Por Michel Hernández (Notas Discográficas del álbum Cubriendo Ausencias)

Nelson Valdés con su tercer disco Cubriendo ausencias ha salido a demostrar que la canción de autor en Cuba tiene mucho que decir. Desde su natal Cienfuegos ha dado vida a un álbum con diez temas en los que reivindica el sentimiento liberador de la música y aumenta el poder de las palabras.

El disco marca diferencias en la canción de autor en el país y se adentra en diferentes territorios sonoros como el jazz, la música popular cubana  y el pop rock sin sucumbir a las exigencias del mercado. Es un material lleno de naturalidad y frescura en el que el trovador teje historias que viven de la realidad, de su deseo de aventura y de su visión del país que vibra bajo sus pies.

Cubriendo ausencias es esencialmente un fonograma de amor,  pero en Nelson este sentimiento hay que entenderlo en la más elevada dimensión de la palabra. La pureza lírica de sus canciones le permite retratar las relaciones humanas sin caer en la trampa de los lugares comunes, mostrar el compromiso con su oficio y contar su país y su realidad alejado de los artificios y las modas, algo que se percibe a lo largo de toda la carrera del cantautor.

https://open.spotify.com/album/7d2zDSwXaYdZTrvx12ec72

Nada más escuchar los primeros temas podemos confirmar que Nelson ha dado de comer a su talento con total libertad para responder solamente a las exigencias que se ha impuesto como destino y a su propia interpretación del rol de un cantautor y de sus posibilidades de incidencia social. El resultado es palpable. Un disco en el que confirma que es un compositor destacable y lo hace con una variedad de temas que llegan a explicar la vida, lo que, como sabemos, no se logra todos los días.

YouTube player

Son  varias las canciones sobre las que pudiéramos detenernos en este álbum que, por su riqueza de matices expresivos, su tono emocional y su excelente empaque sonoro, debería ocupar un lugar de privilegio en las ondas radiales cubanas y en el resto de los medios de difusión. Este perfecto equilibrio creativo, digámoslo todo, se logra además por los aportes del experimentando productor José Manuel García Suárez; Eddy Cardoza López en las orquestaciones;  Juan Kemel Barrera y Lino Lores García en los arreglos de metales, y Daniel Legón Campo en la grabación, mezcla y masterización.

Se sabe que en ocasiones las disqueras no graban todo lo que musicalmente aporta a la escena musical, pero en este caso es aplaudible la apuesta de Bis Music por un joven trovador que compone y canta con la madurez de un veterano curtido en los aún poco explorados mundos de la trova defendida por las nuevas generaciones de creadores.

Canciones como Disimula, Labios en cruz, Pez luna, Cubriendo ausencias e Inocencia, (grabadas, en ese orden, junto a Leoni Torres y Buena Fe), son algunos de los temas que reafirman la convicción y la facilidad con que Nelson escribe desde sus propias experiencias como si quisiera hablar de todos nosotros y de nuestro complejo paso por la vida.

El cantautor cienfueguero regresa con este disco a los orígenes de la trova y a la vez consolida su capacidad para explorar diversos afluentes  sonoros sin perder su esencia ni su poder de convicción como cantautor. Lo anterior queda demostrado en el tema Te doy otra canción, en el que hace dúo con el sonero Mayito Rivera,  para  defender un título que define con líneas maestras la obra de este músico que sigue componiendo como forma de buscarse a sí mismo, de descifrar las más grandes emociones humanas y narrar la trama de un país desde una mirada particular que en Nelson, como afirma su amigo, Jorgito Kamankola, descansa sobre los pilares de la coherencia y la honestidad.

Y eso, en estos tiempos, es algo muy aplaudible y que alcanza mayor altura cuando tiene como fondo canciones atravesadas por los ambientes nocturnos  de las nostalgias  y que a su vez revientan como fuegos artificiales de enormes ganas de vivir.

Please follow and like us:
Pin Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.